jueves, 26 de abril de 2012

San Sebastián, 26 de abril  del año del Centenario del Titanic

Buenos días a tod@s y, sobre todo, muchas, muchísimas gracias por la cariñosa acogida que habéis dispensado a mi Blog. La verdad que no me esperaba ni las llamadas, ni los correos, ni los comentarios que habéis colgado en el Blog. Estoy contento, tan contento que ayer me dieron casi las dos de la mañana delante del ordenador (yo normalmente a las diez de la noche ya estoy “soñando”) por lo que esta mañana me he quedado dormido más tiempo de lo normal. Quería comenzar a las siete de la mañana a escribiros y, ya veis, ahora mismo son las ocho y veinte!! pero bueno, vamos a lo nuestro...

Ayer les conté la historia de la BICICLETA, ya lo saben, ese objeto que me llevó a trabajar a un taller de electricidad, Electricidad Naval Fagoaga, en  Trincherpe, mi querido barrio.

Recuerdo que era jueves, mira, igual que hoy, también recuerdo que era el mes de septiembre, eso si, eran las nueve y media de la mañana y en el taller ya no quedaba ningún operario pues  todos estaban realizando su trabajo a bordo de los barcos pesqueros que, en aquella gloria época,  se apelotonaban en los muelles de Trincherpe (ya les dije ayer que Trincherpe es un barrio pesquero a 5 kilómetros de San Sebastián). Entonces, en el despacho sonó el teléfono.  Llamaban de una empresa, una fábrica de gaseosas (Gaseosas Elías), solicitando un operario para instalar un enchufe en el despacho del director gerente. Ya les he dicho que en el taller, en aquellos momentos no quedaba ningún operario, sólo el encargado, Baltasar Beltrán  y yo “el chico de los recados”.

El encargado ( al que por cierto estoy tratando de localizar para agradecerle todo lo que me enseñó ), Baltasar Beltrán, no lo pensó dos veces      --“Chaval, te atreves a colocar un enchufe”—me dijo muy serio, como encargándome una “misión imposible”,  --“Naturalmente, si solo es colocar un enchufe, dígame donde”—le contesté yo como aceptando una misión de alto riesgo. –“Coge la caja de herramientas y vete a Gaseosas Elías, allí te dirán donde tienes que colocar el enchufe”--   Gaseosas Elías era una pequeña fabrica de gaseosas y sifones que, junto con “La Pitusa” eran las dos únicas que había en Guipúzcoa, pero esta era muy pequeña. –“Lleva también un enchufe blanco y un rollo de cable y, no me jodas, desconecta la electricidad antes de tocar ni un solo cable, no vaya a ser que este sea tu primer trabajo y también el último”—

Después de estos sabios consejos, cogí mi bicicleta, cargué la caja de herramientas y allá me voy, a colocar el primer enchufe de mi vida.

Bueno, vosotros pensareis que colocar un enchufe es fácil, claro, eso pensaba yo también mientras pedaleaba mi flamante bicicleta camino de Gaseosas Elías, pero, ya verán todo lo que pasó por colocar un enchufe.

Ocurrió que llegué y me dirigieron directamente al despacho del director general ( si no recuerdo mal se llamaba, y se continuará llamando Ignacio Beristaín ), era una hombre serio pero amable.

--“Chaval, necesito que me coloques un enchufe al lado de mi mesa, acabamos de reorganizar mi despacho y los enchufes se han quedado detrás de  “esa mesa”.—

“Esa mesa” estaba al otro lado de donde yo tenia que colocar el enchufe, pero ese no era el problema, el problema era que para conectar el nuevo enchufe tenia que apartar “esa mesa” sobre la cual había un montón de tubos de cristal (una especie de probetas), llenos de líquidos, cada uno de un color distinto.

Pensé, “venga chaval, manos a la obra, solo se trata de dejar los tubos en el suelo, apartar la mesa, conectar el enchufe y volverlos a colocar en su lugar”. Ya, eso pensé, y me puse a colocar los tubos en el suelo, aparté la mesa, destornillé el enchufe, preparé el cable del nuevo enchufe y me dispuse a conectarlo.

Si han estado atentos al relato se habrán  dado cuenta que se me olvidó  el consejo del “jefe Balta” y al agarrar los cables del enchufe los pelos se me pusieron de punta, las piernas y las manos me temblaron y yo créo que estuve “varios años” sin conocimiento. El calambrazo fue tan fuerte que me tiró hacía atrás, pero hacia atrás no a cualquier sitio, sino hacia atrás precisamente coincidiendo en el mismo lugar donde estaban los tubos llenos de líquidos. ¿Se imaginan el espectáculo? . Un chaval, que había ido a colocar un simple enchufe, tirado en el suelo encima de unos tubos de cristal, tres de ellos rotos, y el suelo del despacho del gerente empapado de liquido que cuidadosamente habían guardado los técnicos del laboratorio para las mezclas de una nueva bebida refrescante¡¡

Nunca podré olvidar la cara del gerente ---¡¡¡ “no puedo creer lo que estoy viendo. No me lo puedo creer”¡¡--   Claro que yo, podre de mi, tampoco lo podía creer, pero era verdad¡¡¡.

Pero tranquilos, la cosa no fue a mayores, limpiaron el suelo, ordenaron la mesa, ¡¡¡ desconecté la corriente ¡¡ y me dispuse a instalar el enchufe.

En esa tarea estaba, de rodillas en el suelo, cuando sonó el teléfono del despacho del gerente. Lo cogió  y comenzó una conversación que se convertiría en un elemento vital para el cambio de mi vida.

El que había llamado era el responsable de una agencia de publicidad, y la conversación, de la que fui testigo involuntario, giraba en torno al lanzamiento de un nuevo refresco de zumo de limón. El gerente no hacía más que preguntarle al de la agencia --¿ “y como lo introducimos en los bares”?. Yo no se lo que le contestaba el de la agencia, pero el gerente no parecía estar de acuerdo con las propuestas que recibía  por teléfono….

Mientras tanto yo finalizaba, por fin, la “aventura” de instalar el primer enchufe de mi vida. Me levanté recogí todo con mucho cuidado, conecté de nuevo la corriente y ¡¡ el enchufe funcionaba ¡¡. Me dispuse a despedirme del gerente y, no sé por qué razón le pregunté: --“¿van a lanzar al mercado un nuevo producto?-- , --“Si, es un refresco de limón”— “Perdóneme pero le acabo de oir decir que tienen dudas sobre como introducirlo en los bares””--  El gerente no sabía que cara poner. Me imagino que se estaba preguntando a si mismo ¿Pero que hago yo hablando con este chaval que ha venido a instalar un simple enchufe y por poco me arruina la empresa. Eso créo yo que estaría pensando, pero sin embargo me prestó atención, y mucho más cuando le dijé: --“créo que puedo ayudarle, se me acaba de ocurrir una idea que le permitirá colocar su nuevo refresco  en todos los bares y además la gente lo pedirá. ¿Cómo se va a llamar el nuevo refresco?--   El hombre no salía de su asombro. El, elegantemente vestido, yo, un chaval, con un “mono” de trabajo y los dos hablando del lanzamiento de un nuevo producto como si fuésemos dos grandes ejecutivos (él si lo era, pero yo…..). Se imaginan la escena?.

Bueno, la realidad es que D. Ignacio Beristaín, se interesó por mi idea y quedamos emplazados para el lunes de la siguiente semana con el fin de que yo le contase mi “plan” para el lanzamiento de su nuevo refresco de limón.

Llegué a casa, hablé con mi madre, con la madre de mi madre y con la hija de mi madre y les conté mi “suceso” y mi próxima reunión, el lunes, para “hablar de negocios” ( no olviden que yo acababa de cumplir 14 años y que vestía pantalón corto ).

Mi madre, sin pensarlo dos veces, me cogió de la mano y me llevó a un establecimiento que teníamos muy cerca de casa, se llamaba Alicia Novedades, y me compró un pantalón largo, una chaqueta de lana, azul, una camisa blanca, unos calzoncillos (por si me pasa algo y tenían que llevarme al médico), es decir, me vistió “como un autentico ejecutivo, de Trincherpe claro”.

El fin de semana lo pasé sin bicicleta pero pensando en como le iba a exponer al gerente de Gaseosas Elías mi “plan de lanzamiento”.

Seguro que vosotros, al igual que el gerente, estáis pensando, “¿pero este chaval puede tener algún plan?”…. Pues claro que lo tenia, y era tan bueno que no solo cambio mi vida, sino también la del gerente D. Ignacio Beristain….pero eso, para conocerlo y disfrutar con él, al igual que le pasó al gerente, tendréis  que esperar al lunes.

¡¡¡ Buen fin de semana !!! Os quiero mucho !!!


Jesús Ferreiro.
El Capitán del Titanic.

17 comentarios:

  1. Jesús, ¡qué bonita historia! Me he reído mucho, y a la vez, una lagrimilla asoma... Impaciente porque llegue el lunes y continúes con tu historia... ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que emocionante!, me encanta. Muchas felicidades por esta nueva travesía...quedamos a la espera de nuevos capítulos que seguro serán también superinteresantes, enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Querido y recordado Jesús. Dos cosas, la primera que eres un tío grande ¡Mira que has hecho hitos y acontecimientos conmemorativos de "tu" centenario !. Has "titanicitado" a todo el mundo, y todos se han maravillado con el recuerdo de una historia hecha de grandeza, de materiales colosales, de heroismos, de mucha tragedia y de mucha belleza humana. Nos has dejado con la boca abierta...
    Enrique C.

    ResponderEliminar
  4. La segunda es que me admira tu fuerza de voluntad, tu fe en lo que prentendes hacer y sobre todo tu deseo de ayudar al que más lo necesita. Gracias por tu ejemplo y por tu honestidad.
    Y por favor, dejanos leer tu proximo articulo lo antes posible¡.
    Saludos.
    E.C.

    ResponderEliminar
  5. Admirado Jesús. Recibe mi más cordial y sincera felicitación por la creación de este Blog que acabo de descubrir y que, como un niño que aprende a leer, he leido varias veces y despacio. Has sido capaz de enganchar desde la primera linea, y yo se lo dificil que eso resulta. Mientras leia tus dos articulos he sentdo ganas de sonreir y, en algún momento, tambein he tenido que contener alguna pequeña lagrima. Enhorabuena. Supongo que habrás editado más de un libro y tendrás ya editorial pero, si no es así, me ofrezco a darte los servicios de mi pequeña editorial para publicar tus libros. Mañana mismo te llamaré al número que he visto en la web de la fundación y hablamos.
    Nada más. Enhorabuena y muchas felicidades.
    Esteban R. a.

    ResponderEliminar
  6. Realmente una historia asombrosa y fascinante! Digna de un buen guión cinematográfico! Muchísimas gracias por compartir estos recuerdos con el resto del mundo! Estaremos esperando el desenlace! Un abrazo muy muy fuerte!! Seguimos navegando!

    Joaquim

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena, "Capitan Ferreiro".
    Pude conocerle personalmente durante la cena del centenario en Barcelona y me alegro de que haya decidido entrar en el mundillo de los blogs e internet pues es una gran herramienta para darse a conocer.
    Me he reido mucho con el inicio de esa historia (hay que ver lo que dan de si 3 palabras y la manera de enlazarlas para contar una historia), y esperaré pacientemente los siguientes capitulos.
    He leido tambien los comentarios de las personas que como yo, le han escrito para felicitarle por esta iniciativa y, puesto que 2 de ellas le han pedido ser su 2º y 5º oficial yo por lo manitas que soy (¿recuerda las fotos que le enseñe de mi maqueta del Titanic?) me pido ser el Thomas Andrews de este blog.
    En fin, como ya le he dicho, enhorabuena por esta iniciativa y a seguir escribiendo por que me da que va a tener muchos seguidores.
    Un saludo desde Córdoba del "pasajero 46".

    ResponderEliminar
  8. Querido capitán. Acabo de descubrir este blog y me quedo, con su permiso, me encanta el asunto de la bicicleta, yo también tenía una orbea, el enlace al enchufe y seguroque me gusta lo que venga. Un abrazo y aquí tiene un grumete admirado.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jesús, no se si te acordarás de mí, soy Marivi una de las chicas de tu cuadrilla de la infancia. ¡Que alegría me he llevado al ver tu Blog¡ y cuanto me alegro que hables tanto de Trincherpe, nuestro barrio, donde yo continuo viviendo, con mis hijos y mi actual pareja. Ayer tuvimos una cena de amigas y Ana me dío la direccón de tu Blog, ya me dijo que me iba a gustar mucho y que me recordaría nuestros jovenes años. Que bien que alguíen tan importante como tu hable en internet de Trincherpe.
    Ayer en la cena estuvimos recordando tus andanzas de joven, de cuando eras monaguillo de Don Serafín, de cuando te encargabas del cine de la capilla, de cuando organizabas las carrozas de las fiestas, de cuando recogias los sobres con dinero para construir nuestra querida iglesia, de cuando nos paseabas en tu recien estrenada moto, de cuando presentabas los festivales en el cine Gran Sol, de cuando comenzaste a hacer el programa Onda Pesquera, en fin, como veras, tus amigas de la juventud te estuvimos recordando ayer...
    Esta mañana, antes de ir a abrir la tienda he querido leer tu blog y me ha entusiasmado, me he reido y he llorado un poquitín, pero me ha gustado mucho tu forma de atrapar a la gente con tu estilo de escribir. Te lo agradecemos Jesús.
    A mi todo lo que has contado me ha hecho volver la vista atrás y recordar mis años de casi una niña. Gracias Jesus por hablar de Trincherpe, de Gaseosas Elías, de Fagoaga, en fin, de cosas tan queridas por todos los que hemos nacido aquí y ya hemos cumplido los 50 años...
    Te seguiré cada día, por favor, no dejes de escribir.
    Gracias.
    Marivi T. A. de Trincherpe.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Capitán:
    Solo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que habéis organizado y el bonito homenaje que se ha hecho, este correo es mio pero la socia de la fundación es mi hija que tiene 10 años, bueno perdón 11 los cumplió el pasado 25 de abril, pero desde que tenía 6 añitos no se porqué, empezó a apasionarle la historia del Titanic hasta tal punto que es una fanática, recuerdo que fuimos con ella a ver la exposición en la Ciudad de las Artes y las Ciencias y allí salió alucinada. El pasado 14 de abril fuimos a Barcelona (vivimos en Toledo), con lo que el viaje fue exclusivo para ello, quería estar allí en los actos del Centenario, fuimos a la exposición por la tarde y al salir, allí estábais todos vestidos de etiqueta y con las mesas preparadas para la cena, los invitados llegando al evento y los músicos tocando los violines, vimos el comedor desde los cristales todo tan bonito y ella estaba encantada hasta me dijo mira mamá tienen puesto el menú en los platos como el de la noche del hundimiento, también me dijo mamá ese señor es el Presidente de la Fundación pero yo claro no te conocía y pensaba que ella estaría confundida, después he visto una foto tuya y era cierto ¡le hubiera encantado poder hablar contigo!, creo que le hubiera fascinado haber formado parte de esa cena pero no pudo ser, tan sólo con estar allí y ver esa emoción que había en el ambiente creo que ella misma se sentía parte del Titanic. Gracias a ti porque creo que ella, ese día, fue intensamente feliz sólo había que verla el brillo de sus ojos y la emoción que sentía, fue su regalo de cumpleaños el poder "casi abrazar" algo que ella lleva muy dentro de su corazón.
    Saludos desde Toledo. Mari Carmen T.

    ResponderEliminar
  11. Tú éxito como bloguero está asegurado, no puedo esperar hasta el lunes para seguir leyendo.
    Un beso enorme!!!!
    Isabel H.

    ResponderEliminar
  12. Bienvenido bloguero, feliz singladura, suerte y éxito te lo mereces, eres lo más grande que ha pasado en mi vida G.F.

    ResponderEliminar
  13. Has conseguido lo más difícil: atraparme desde el primer momento con tus recuerdos, como también lo hiciste con la exposición. Sencillamente maravilloso, el blog y el viaje al pasado.
    Ojalá pudiera ayudarte a encontrar a Baltasar...
    ¡Espero el desenlace!
    Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Hola Jesús, soy Javier, el periodista que estuve charlando contigo el sía 13, es decir, la vispera de la cena de gala.
    Te hice caso y convencí al director del periodico que pagase un cubierto de la cena, me dijo que sí y gracias a Raquel pude hacerme un hueco en una me las mesas,de la cubiera superior y vivir "desde dentro" este entrañable evento.
    Como habrás visto en los reportajes que he publicado, mi opinión es que llegaste a conseguir casi un milagro pues a todas las personas, y digo a todas (más de 20 comensales) a las que entrevisté despues de la cena, todas estaban encantadas y se felicitaban por haber podido formar parte de este exclusivo grupo de 200 personas que pudimos revivir esa entrañable cena del Titanic.
    Mis felicitaciones a todo el equipo, Raquel, Ander, Alba, Merche, Fina, Dani, etc etc pero sobre todo a ti que, además del artifice, estuviste todo el tiempo "pisando la cubierta" y atendiendo a todo el mundo. Enhorabuena Jesús, has conseguido algo muy grande. Felicidades.
    En relación a tu estrenado Blog, solo puedo decirte que me has entusiasmado, tienes una forma de escribir que, desde la primera letra enganchas al lector y no lo sueltas hasta el final. Que envidia, sana, me das¡. Cuenta conmigo como diario lector de tu Blog y, además, con mucho gusto lo recomendaré a mis lestores.
    Un fuerte abrazo amigo y además colega.
    Javier H.L. Periodista.

    ResponderEliminar
  15. Mi Capitán, perdona que te escriba a tu correo pero no se como escribir en el bloque, solo es para felicitaros a todos por lo bien que habeis organizado todos los actos del centenario del Titanic. Aqui los periodicos lo han puesto muy bien Si puedes te agradecere que pases este correo a tu bloque. Muchas felicidades.
    Laura Garcia Goenaga.
    Bilbao.

    ResponderEliminar
  16. ya estamos esperando el siguiente señor ferreiro.

    ResponderEliminar
  17. Respecto al blog que sepas que ya estoy enganchada sin remedio a tu relato, esperaba poder hoy leer mas sobre esa historia de bicicletas enchufes y microfonos?que atrapa e intriga.Mucho me parece ,querido amigo,que esa alma insondable que se percibe en ti tambien alberga un literato,y ademas ¿sera esa la clave?esta llena de amor a todo y en todo lo que haces.Muy feliz travesia querido capitan. Un beso. Almadedía.

    ResponderEliminar