miércoles, 13 de junio de 2012











 
OCTAVA   SINGLADURA


Aunque os cueste creer, hoy me he visto obligado a madrugar más de lo normal para cumplir mi palabra de ayer y escribir otra singladura que, sin apenas darnos cuenta, ya estamos en la octava.

Ayer os contaba mis primeros pasos periodisticos como "corresponsal  en la mar". La verdad es que disfrutaba mucho escribiendo mi articulo, casi a diario, sobre temas de la mar. Entrevistas, reportajes e incluso cuadernillos especiales dedicados exclusivamente a la buena gente de la mar. Estaba consiguiendo uno de mis sueños: que los medios de comunicación hablasen de la gente de la mar...sin hablar de muerte¡¡. Estaba feliz...pero...

Pero no acababa de estar contento del todo. Es verdad que recibía muchas cartas de la gente de la mar, sobre todo de las familias de los marinos. Es verdad que se aumentaron considerablemente las ventas del periódico en toda la costa vasca. Es verdad que las familias guardaban los periódicos y se los enseñaban a los marinos cuando estos regresaban a casa, todo esto es verdad....pero a mi me faltaba el contacto directo con la gente de la mar, notaba que algo me faltaba....hasta que un día, en la última página del diario Unidad se publicaba un reportaje, firmado por Marichu Mayor Lizarbe,  sobre la inauguración de una nueva emisora de radio, se llamaría Radio Popular de San Sebastián y pertenecía a la que hoy es Cadena Cope.

--"Esto puede ser una gran oportunidad, un programa de radio que puedan escuchar los marinos desde sus propios barcos, en alta mar. Podría ser genial"--, pensé. Y no lo pensé dos veces. Cogí la dirección que venía en el reportaje (calle Bengoechea, nº 5- 1º de San Sebastián), cogí el nombre del director (Félix Monedero) y allí me fui.

No tuve necesidad de llamar a la puerta. Estaba abierta y con "denso trafico" de personas saliendo y entrando de la emisora, entonces, al ver aquel movimiento pensé que tal vez no había elegido el mejor día,  pero bueno, ya que estaba allí aprovecharía por lo menos para solicitar una entrevista con el director.

Pregunté por Félix Monedero y me atendió su secretaría. Era una alemana, de apellido Wathust (más o menos). Me preguntó quien era yo y que quería. Le dije mi nombre y le aclaré que era el que escribía sobre la mar en el diario Unidad y en la Agencia EFE. Me dijo que el director no me  podía conceder ninguna entrevista, que faltaban pocos días  para la inauguración de la emisora y que estaba muy liado y muy preocupado. Entonces le aclaré que yo no venía para hacer ninguna entrevista sino para ofrecerle la posibilidad de ganarse la audiencia de miles de personas.

--¿ Y porqué viene aquí ?-- Esa pregunta no me gustó, pero aguanté la "cornada".  --Si no le importa, la respuesta se la daré al director que es al que he venido a ver--contesté.  --Déjeme su teléfono y le llamaremos cuando pueda recibirle--  En aquel momento tenía ganas de darle la espalda y marcharme, pero pensé en que por una secretaria no podía perderme aquella oportunidad.

--Le dejo el teléfono del periódico, me paso casi todo el día allí y es muy fácil encontrarme, pero, por favor, dìgale al director que si no me recibe antes del sábado quedaré liberado del compromiso que tengo para ofrecerle a esta emisora esta revolucionaria idea--. Se lo dije sin pensarlo, me marqué un"farol" porque yo no tenía ningún compromiso con nadie pero creí que esa frase le haría pensar en mi oferta, además, sin haber comenzado a trabajar ya me había ganado una enemiga...esto empezaba fatal¡¡.

--Jesús te llaman al teléfono-- me dijo Javier Erostabe, redactor jefe del periódico a quien la telefonista le había pasado la llamada.

--Sr. Ferreiro, le llamo de Radio Popular, soy la secretaria del director con la que estuvo usted hablando esta mañana. D. Félix Monedero puede recibirle esta tarde, a las ocho. ¿podrá usted venir?--

--Ningún problema, ahí estaré--

Ya lo ven, mi "farol" había dado resultado. Eran las dos de la tarde, me quedaban seis horas para la cita y tenia muchas cosas que preparar. Avisé a mi madre, a través del telefóno de mi tía Balbina, que vivia enfrente,  para decirle que comería en el periódico, bueno en un bar que teníamos enfrente, en la calle San Marcial. La verdad es que casi ni comí. Ocupé la mayor parte del tiempo localizando las ediciones de los periódicos más llamativos que había publicado, así como las ediciones especiales que habiamos editado.

Seleccioné 24 periódicos, los puse en dos carpetas y, a las ocho en punto de la tarde tocaba el timbre de la puerta de Radio Popular, que,  esta vez,  si que estaba cerrada.

Me abrió una joven llamada Amelia Montes. Me preguntó quien era y que venía. A los pocos minutos apareció  " mi amiga", la secretaria del director --La está esperando. Puede pasar a su despacho-- me dijo.

Nada más entrar en el despacho me llevé la primera sorpresa, el director, Félix Monedero...¡¡era un sacerdote!!.

Nos sentamos y lo primero que me dijo fue:  --Como comprenderá, estamos en vísperas de inaugurar la emisora, llevo aquí desde las seis de la mañana y no tenemos demasiado tiempo pero digame cual esa formula mágica que tiene usted para atraer a miles de oyentes y digame también otra cosa ¿coon quién tiene usted el compromiso para ofrecer su formula en esta casa?.

Coño, empezaba fuerte el cura!. Vaya dos preguntas directas.

--Mire D. Félix, aquí le traigo un ejemplo a su primera pregunta. En el periódico Unidad, y en casi ningún periódico, se escribía nada sobre los temas de la mar, y más concretamente sobre la gente de la mar. En solo unos meses que llevo escribiendo lo que aquí le dejo, el diario ha aumentado sus ventas un 39 %, cosa que muy pocos creían cuando lo comencé a escribir. Puede preguntar tanto al director Enrique Cimas como al gerente Ángel Inaraja, ellos le darán las cifras exactas y las zonas de mayor venta. Pues lo mismo que estoy haciendo en el periódico quiero hacerlo en la radio, pero quiero llegar directamente a las gente que se encuentra navegando y eso solo lo puedo conseguir a través de la radio--

--Me parece muy bien, pero, que yo sepa, eso nunca se ha hecho en la radio y por algo será?--

--Perdóneme pero eso también me lo dijo el director del periódico cuando le presenté mi proyecto y ya ve los resultados--

--Y el compromiso?--

--El compromiso lo tengo con la gran familia del mar. Ellos se merecen que alguien sea su voz, aquí en tierra,  y ese compromiso lo deseo adquirír yo.

--Bueno, le voy a ser sincero. Esta es una emisora comercial y todos los nuevos programas deben de ser patrocinados, es decir, deben de tener publicidad. A mi me gusta su propuesta pero si quiere ponerla en marcha debe de traer anunciantes que paguen la producción del programa. Además, usted cobrará una comisión de esos anunciantes.

--Es decir, que si no tengo anunciantes no tengo programa y eso significa que usted no cree en mi proyecto y que la gente de la mar se quedarán sin voz en la radio--

--No, yo no he dicho eso. Si no tiene anunciantes estudiaremos su proyecto y tal vez más adelante lo pongamos en antena--

--Ya, pero yo no quiero esperar. ¿Cuantos anunciantes tengo que traer y cuanto tienen que pagar?.

--Para empezar será un programa diario, de lunes a viernes, a las seis de la tarde y durará 12 minutos.Necesita un mínimo de tres anunciantes y cada uno  pagará 9.000 pesetas al mes. Si trae tres anunciantes podemos comenzar  el primer lunes del próximo mes, es decir, el 3 se septiembre.

--Pero 12 minutos son pocos y las seis de la tarde no es la mejor hora-- protesté. Muy suavemente, pero protesté.

--Bueno no se queje, usted comience, veremos los resultados y luego ya hablaremos.

--La verdad, perdóneme, su oferta no es como para echar cohetes, pero comprendo su desconfianza. Aceptaré el reto.

Y lo acepte. Nunca había realizado un programa de radio, nunca había tenido  que contratar publicidad pero pensé que el esfuerzo valía la pena. Salí de los estudios de Radio Popular y me fui directamente a "dar una vuelta" por las cercanías de la emisora. Quería ver los comercios de la Plaza de Guipuzcoa, cercana a la calle Bengoechea, donde estaban los estudios de la radio.

A la mañana siguiente,a las diez en punto, comencé mi sesión de "visitas comerciales". La primera visita fue a un comercio de Trincherpe, se llamaba "Alicia" y allí mi madre era una buena clienta. Me entrevisté con su propietario Guillermo Sagastume. Le expliqué mi proyecto, mi ilusión y, sobre todo que su establecimiento haría un gran favor a la familia de la mar y que, seguro, se lo iban a agradecer. Le gustó mi proyecto, pero sobre todo lo gustó mi ilusión. Me dio su conformidad..¡¡ ya tenia el primer anunciante !!.

A las once menos cuarto cogí el autobús y me trasladé a San Sebastián. Me dirigí a la Plaza de Guipuzcoa y visité el comercio "Picadilly". Era un comercio de ropa de marca y cara. Su propietario, Pepe Sanchez Eceiza, un tipoencantador y  emprendedor,  con el que años más tarde compartiría nuevos proyectos que ya os contaré, también me dio su OK  a poner un anuncio en mi programa.¡¡Ya tenia dos anunciantes !!.

De "Picadilly", en la misma Plaza de Guipuzcoa, me dirigí a una joyería. Se llamaba, y creo que se continua llamando, "Angelita Martinez". Su propietario,  Dino Restivo, un italiano simpático y genial,  también me dijo que si, que además tenía muchos clientes de Trincherpe, pescadores que ganaban mucho dinero y que eran buenos clientes. ¡¡ Ya tenía los tres anunciantes para comenzar el programa !!.

A las doce y media de la mañana estaba ya esperando en la antesala de la emisora  para hablar con el director. Me recibió a la una menos diez.

--Digame joven, que desea consultarme?--

--Nada, solo vengo para decirle que esta mañana he conseguido los tres anunciantes que necesito para comenzar el programa--

--¿Tiene tres anunciantes?.

--Si, "Alicia", "Picadilly" y "Angelita Martinez"  Los tres se comprometen un mínimo de tres meses--.

--Digame una cosa ¿usted ha vendido antes publicidad?--

--No señor, yo nunca he vendido publicidad, es más, creo que ahora tampoco lo he hecho--

--Entonces como ha conseguido estos tres anunciantes en una sola mañana?--

--Pues ha sido muy simple. Yo me he limitado a explicarles mi proyecto y a decirles que si les gustaba y querían ayudar a la gente de la mar podían "embarcarse" conmigo y anunciar sus establecimiento. Solo eso. De tres visitas tres anunciantes--

--Oiga usted, yo le recomiendo que se olvide de hacer el programa y se dedique a vender publicidad para la emisora. Le ofrezco un contrato fijo y puede empezar mañana. Le garantizo que ganará mucho dinero--

--De verdad se lo agradezco y prometo estudiar su oferta, pero yo no he venido aquí a pedir trabajo sino un espacio para ayudar a la gente de la mar--

--Es usted un buen tipo. Hable  con Luis Urbina y póngase de acuerdo con el para los formulartos de publicidad. Pasado mañana, a las nueve de la mañana, le espero para hablar de la puesta en antena del programa y no olvide de estudiar mi oferta. Por cierto, ya ha pensado el nombre del programa?--

--Si, se llamará "Música en las redes". Pasado mañana le traeré el primer guión y le prometo que estudiaré su oferta de trabajo--

Bueno pues todo había sido más fácil de lo que yo creía.

Hoy si comí en mi casa. Mi madre preparó un excelente caldo gallego, con cocido, y, como siempre, me hermana "se puso las botas" comiendo. Mi padre estaba navegando. Les conté lo que había conseguido en las últimas horas y las dos me ,  felicitaron aunque mi madre soltó: " Hijo mio, me parece muy bien, pero cuidado con lo que hablas por la radio...."

Mi  madre tenía razón, como siempre y, por no tener ese cuidado,  lo que tuve fueron problemas, pocos pero importantes......pero eso ya es cosa de la siguiente singladura.

Gracias por vuestra lectura.

Un fuerte abrazo a todos. Os quiero.

Jesús Ferreiro.
"El Capitán del Titanic".

17 comentarios:

  1. Hola Jesús. Que gozada de Blog. Enhorabuena, no solo por lo que escribes sino por como lo haces. Es una forma sencilla, directa, humana, pero muy dificil de encontrar en todos los que nos dedicamos a escribir. Me ha encantado tu última singladura y me alegra mucho que hayas colaborado en la Agencia Efe, donde yo trabajo ahora. Tienes un don especial, aprovéchalo Jesús, dedicate a escribir. Venderas muchos libros. Te lo dice alguien que de esto entiende.
    Un beso gigante lleno de admniración de una joven periodista.
    Ana Belen C. A.
    Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Bravo. Bravo.Bravo Genial mi Capitán¡

    Lucía Alcántara
    Granada.

    ResponderEliminar
  3. Jesús, esto empieza a tener forma de libro... Bien!!

    ResponderEliminar
  4. Mi querido capitán, me has emocionado mucho al leer tu última singladura, sobre todo cuando hablas de la tienda de Alicia de Trincherpe. Yo, siendo una cría de 16 años, trabajé allí y recuerdo, como no la voy a recordar con lo guapa que era, a tu madre, alta, bien puesta, siempre preparada y elegante como para ir a un banquete, morena, con el pelo muy rizado y sobre todo muy simpática. ¡¡ Que fantástico recuerdos de mi juventud. Gracias Jesús, todos los que te conocemos estamos orgullosos de ti. Un fuerte abrazo Jesús y gracias por todo lo que haces.
    Irene P. S.
    Trincherpe.

    ResponderEliminar
  5. Hola Capitan
    Que interesante. Espero impaciente la proxima singladura. Nos has sorprendido una vez mas con otra brillante idea. Aunque igual no es la idea lo brillante, sino la manera de llevarla a cabo. No cambies.
    Macarena

    ResponderEliminar
  6. Algien tan especial como tu solo podia sorprendernos con otro nuevo exito. Enhorabuena por la cena del titanic, y por favor, sigue con el blog.
    No cambies
    Macarena

    ResponderEliminar
  7. Dios. Pero que grande eres mi capitan
    Rocio.
    Valencia.

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo, seguimos pendientes de tu historia, no te preocupes si tardas, comprendemos que estás muy ocupado con tu trabajo. Lo importante es que disfrutes recordando tus experiencias y que las compartas con nosotros. Besos y muchas gracias.
    A.F.G.

    ResponderEliminar
  9. Jesús, resulta gratuificante leer "la historia de tyu vida", no solo por todo lo bueno que has hecho, no solo por haber dedicado la mayor parte de tu vida a ayudar a los demas, sini tambien por la especial forma que tienes de contarlo. Eres genial y enganchas a la gente. ¿porqué no escribes un libro?, Seguro que se convertiría rapidamente en un exito de ventas.
    Gracias Jesús es un honor poder participar en tu blog.
    Un fuerte abrazo cargado de amistad y badmiración, desde Alicante,
    Ascen H.L.
    Doctora en Ciencias Naturales.
    UV.

    ResponderEliminar
  10. Hay mucho de la filosofía de Confucio en tu actitud ante la vida:

    "Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios."

    Y lo más interesante es que parece innato!!!

    TRK.

    ResponderEliminar
  11. Querido Jesús, tal vez no te acuerdes de mi, yo soy aquella joven estudiante de periodista a la que permitiste, y ayudaste, a comprender lo que era hacer periodismo de verdad, ejerciendo con honestidad una profesión (vocacional como tú recordabas constantemente), que nació para "vigilar y controlar al poder establecido venga de donde venga y lo ejerza quien lo ejerza".

    En los dos años que estuve trabajando a tus ordenes en tu genial programa "Onda Pesquera" ( la humanidad hecha radio), aprendí más que en todos los años de universidad. Ayer uno de mis compañeros de redacción, por casualidad, comentó lo de tu Blog. Yo, en cuanto escuché el nombre de Titanic inmediatamente pensé en ti y, ¡¡que alegría!!, descubrí que el Capitán del Titanic es mi antiguo jefe y profesor Jesús Ferreiro.

    Que sepas que me he leído todos tus artículos y también todos los comentarios y, créeme Jesús, continuas siendo el mismo periodista, valiente, honesto y, sobre todo humano que siempre has sido.
    Leyendo tus comentarios me e reído y he llorado. ¡!Te admiro tanto¡¡. Eres un extraordinario periodista y una mejor persona pero acuérdate que, a partir de ahora, te "controlaré". Para satisfacción tuya te diré, aunque créo que ya lo sabes, que ocupo un alto cargo en RTVE gracias, entre otras cosas, a lo que tú me enseñaste.
    Un beso muy grande Jesús y muchas, muchas gracias y más felicidades¡¡¡¡¡¡¡.
    A.A.H.

    ResponderEliminar
  12. Querido Jesús. Veo que el entusiasmo que entonces ponías en tus proyectos no ha decaído en absoluto ya que te veo ahora con el mismo empuje de entonces. Sigue así.
    Un abrazo,
    Javier (Sevilla)

    ResponderEliminar
  13. Querido capitán, deseo darte las gracias porque he pasado un buen fin de semana gracias a tu Blog que he recomendado a todas las enfermeras del Hospital y también a los médicos.

    Me llamo Javier, tengo 21 años y soy un enamorado del Titanic. Llevo 3 meses en el Hospital pero créo que pronto me van a dar el alta. La web de la Fundación Titanic me ha servido mucho para entretenerme y desde que tienes el Blog lo paso muy bien leyendo los articulos de tu vida.

    Gracias Jesús, eres mi capután.

    Javier Echarri Goméz.
    Valencia.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Jesús por escribir de una forma tan genial, por acharle imaginación a tus relatos y sobre todo gracias por ser tan buena persona. Es un honor formar parte de este grupo de personas que formamos parte de esta titanica tripulación a las ordenes del mejor capitán.
    Santiago Estornes.
    Donosti.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por ser tú, gracias por ser como eres, sigue que te seguimos
    C.G.G. Ontinyent

    ResponderEliminar
  16. No, Capitán Smith, gracias a Vd. por deleitarme con tan hermosas y marineras historias. He de confesar que le he echado mucho de menos en esta ausencia que me ha parecido interminable. Me imaginaba que me había abandonado!... Ah y gracias por la risa que me ha provocado con el carajo de la vela, por revelarme la procedencia de tan popular (y un tanto malsonante)expresión y por tan práctico enlace para conectarme directamente a su reconfortante blog. Por favor no me deje tanto tiempo pues sus historias ya forman parte de mi día a día un respiro y una desconexión tras la jornada laboral!

    Yo también le quiero a Vd.

    Gloria

    ResponderEliminar
  17. Querido Capitán Smith:

    O a mí se me dan fatal los ordenadores (que se me dan fatal) o no he vuelto a tener el placer de leerle desde hace muchos días. Sólo decirle que le echo de menos a Vd. y a sus historias y espero que no nos olvide.

    También desearle a Vd. y a todos los Titánicos y amantes del mar y a las Cármenes un feliz día del Carmen.

    Y recomendarles a todos la serie Sangre y Acero (o Acero y Sangre) que se emite los miércoles en Antena 3 hacia las 22'30. Disfrútenla!

    Un abrazo Capitán y Titánicos

    ResponderEliminar